Citas “Steve Jobs” de Walter Isaacson

En enero cayó en mis manos la biografía de Steve Jobs. Fue una interesante lectura y dejé resaltadas varias frases del libro. He decidido recopilarlas para tener un acceso más sencillo.

La religión era mejor cuanto más énfasis ponía en las experiencias espirituales en lugar de en los dogmas.

Si no hubiera sido por las cajas azules, Apple no habría existido

Una coinciencia y una comprensión intuitivas son más importantes que el pensamiento abstracto y el análisis intelectual lógico

La intuición es algo muy poderoso, más que el intelecto en mi opinión, y ha tenido un gran impacto en mi trabajo.

Al regresar tras siete meses por los pueblos de la India, pude darme cuenta de la locura que invade al mundo occidental y de cómo nos centramos en desarrollar un pensamiento racional.

Quien está dispuesto a viajar por todo el mundo para encontrar un maestro, verá cómo aparece uno en la puerta de al lado.

Los años sesenta crearon una mentalidad anárquica que resulta fantástica para imaginar un mundo que todavía no existe.

Un pequeño grupo (al que después denominaron hackers) aceptó los ordenadores y se dispuso a transformarlos en herramientas de liberación. Aquel resultó ser el auténtico camino hacia el futuro

En la filosofía de marketing de Apple se destacaban tres puntos: empatía, concentración y atribución.
Empatía para comprender las necesidades del cliente mejor que otros.
Concentración para realizar un buen trabajo en lo que decidamos hacer, descartando lo irrelevante.
Atribución tiene que ver con la opinión sobre la compañía o un producto basándose en las señales que estos emiten.

Puede que tengamos el mejor producto pero si le ofrecemos una presentación chapucera, la gente pensará que es una chapuza.

La mejor forma de predecir el futuro es inventarlo.

Al final todo se reduce a tratar de estar expuestos a las mejores obras de los seres humanos y después tratar de incluirlas en lo que tú estás haciendo.

Los directores de Xerox eran unos autómatas fotocopiadores que no tenían ni idea de lo que podía hacer un ordenador. Cayeron derrotados por la mayor victoria en la historia de la informática. Xerox podría haber sido la dueña de toda aquella industria.

En los anales de la innovación, las nuevas ideas son solo una parte de la ecuación. La ejecución es igualmente importante.

Los ingenieros de Apple trabajaban conjuntamente con los diseñadores.

No permitía que su pasión por obtener beneficios tuviese prioridad sobre su pasión por construir grandes productos

Steve tenía una forma de motivar a la gente haciéndoles ver una perspectiva más amplia.
El resultado fue que el equipo del Macintosh llegó a compartir la pasión de Jobs por crear un gran producto, y no solo uno que resultara rentable

El Macintoshh resultó ser un gran producto, se retrasó mucho en plazos y superó ampliamente el presupuesto planeado. Causó que gran parte del equipo acabara quemado. Pero también un sentimiento de que podían lograr lo que parecía imposible. La mezcla entre el miedo hacia Jobs y una necesidad increíblemente fuerte de impresionarlo los llevó a superar sus propias expectativas. Había evitado que se concentraran con los arreglos chapuceros camuflados en forma de soluciones sensatas

El diseño debía ser sencillo pero con un espíritu expresivo.

La sencillez es la máxima sofisticación.

El factor principal de nuestro diseño es que tenemos que tratar de hacer que las cosas resulten obvias de forma intuitiva.

La forma sigue a la emoción.

Que no solo fuera impresionante, sino que también lo pareciera.

Consiguió que viéramos nuestro trabajo como una forma de arte.

Jobs no creía que el cliente siempre tuviera la razón.

¿Acaso Alexander Graham Bell realizó un estudio de mercado antes de inventar el teléfono?

Nota: No fue Graham Bell quien lo inventó, sino que solo lo patentó. El verdadero inventor fue Antonio Meucci. Un ejemplo histórico de lo importante de una buena ejecución.

A los jugadores de primera les gusta jugar únicamente con otros de su misma división, lo que significa que no puedes tolerar a los de segunda.

Si no éramos lo suficientemente disciplinados como para que la fábrica estuviera impecable, entonces no tendríamos la disciplina suficiente para que todas aquellas máquinas funcionaran correctamente.

El campo de distorión de la realidad puede servir como acicate inicial, pero después te acabas encontrando con la cruda realidad.

No es normal ver un artista de treinta o cuarenta años capaz de crear algo que sea realmente increíble. Obviamente, hay gente con una curiosidad innata, que durante toda su existencia son como niños pequeños maravillados ante la vida, pero resultan poco comunes.

Las ideas forman una especie de andamiaje en tu mente. Es como la pauta de un diseño químico. En la mayoría de los casos, la gente se atasca en esas pautas, como en los surcos de un disco de vinilo, y nunca logra salir de ellas.

Resolveré tu problema y tú me pagarás. Puedes utilizar lo que yo produzca o no, pero no presentaré varias opciones, y en cualquiera de los casos me pagarás.

El Macintosh perdió ante Microsoft poque Sculley insistió en exprimir todos los beneficios que pudiera recaudar en lugar de mejorar el producto y hacer que resultase más asequible.

Las personas que están lo suficientemente locas como para pensar que pueden cambiar el mundo… son quienes lo cambian.

Una empresa correctamente gestionada podía originar una mayor innovación que cualquier individuo creativo en solitario.

Decidir qué es lo que no se debe hacer es tan importante como decidir qué se debe hacer.

La gente que sabe de lo que está hablando no necesita PowerPoint

Salía de una reunión con gente cuyos productos acababan de ser cancelados y estaban que no cabían en sí de gozo porque por fin habían comprendido qué dirección estábamos tomando.

La habilidad para concentrarse en lo fundamental fue la salvación de Apple.

¿Por qué asumimos que lo sencillo es bueno? Porque con los productos físicos tenemos que sentir que podemos dominarlos. Si consigues imponer el orden dentro de la complejidad, encuentras la forma de que el producto se rinda ante ti. La sencillez no es simplemente un estilo visual. Es un concepto que requiere sumergirse en las profundidades de la complejidad. Tienes que entender en profundidad la esencia de un producto para poder deshacerte de todos los elementos que no son esenciales.

El mantra de su gestión era “céntrate”

Hace falta un proceso colaborativo de contratación.

Él redefinía el problema o el enfoque que debíamos darle y nuestro pequeño contratiempo desaparecía.

La gente sentía una conexión emocional con las canciones que amaba. Querían poseer y no solo alquilarlas.

Steve era capaz de despedir a sus empleados si no había suficiente colaboración entre departamentos.

Cuanto más viejo me hago, más me doy cuenta de lo mucho que importa la motivación. Si no te entusiasma algo, entonces no vas a dar un paso más de lo necesario, no vas a trabajar ni una hora de más, no vas a tratar de poner en duda el status quo.

Si tú no te devoras, otro lo hará.

La creatividad surge en las reuniones espontáneas, en las discusiones aleatorias.

La curiosidad es muy importante.

Las ideas son algo muy frágil, así que hay que tener cuidado con ellas cuando se encuentran en su fase de desarrollo.

Muchas de las características que hoy parecen sencillas fueron el resultado de varias tormentas de ideas del equipo creativo.

Steve adora o detesta enseguida las cosas que le enseñas, pero Jony Ive juega con ellas, reflexiona y se pregunta cuáles son sus matices y sus posibilidades.

El viaje es la recompensa.

Según él, los profesores deberían ser tratados como profesionales y no como trabajadores de una cadena de montaje industrial.

La política puede llevar a la parálisis. El presidente es muy inteligente, pero no hacía más que explicarnos los motivos por los que no podían hacerse las cosas.

Los líderes educados y corteses que se preocupan por no molestar a los demás resultan por lo general menos eficaces a la hora de forzar un cambio.

Jobs no inventó de la nada demasiadas cosas, pero era un maestro a la hora de combinar las ideas, el arte y la tecnología de formas que inventaban el futuro.

¿Era Jobs inteligente? No, no de una manera excepcional. Y, sin embargo, era un genio.

Nuestro trabajo consiste en averiguar qué van a querer antes que lo sepan. La gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas. Por eso nunca me he basado en las investigaciones de mercado.

A Bill Gates le gusta presentarse como un hombre de productos, pero en realidad no lo es. Es un hombre de negocios.

Tengo mi propia teoría acerca de por qué compañías como IBM o Microsoft entran en decadencia. La compañía comienza a valorar más a los grandes comerciales que tienen, porque ellos son los que pueden aumentar los beneficios, y no a los ingenieros y diseñadores de productos. Asi pues, los agentes de ventas acaban dirigiendo la compañía.

Siempre hay que seguir esforzándose por innovar. Si no estás ocupado naciendo, estás ocupado muriendo.